Relajación en el suelo pélvico ¿Cómo valoramos y abordamos su disfunción? [+VIDEO]

Relajación en el suelo pélvico ¿Cómo valoramos y abordamos su disfunción? [+VIDEO]

 
La relajación y coordinación de los músculos del suelo pélvico y los esfínteres urinario y anal ayudan a la función urinaria, defecatoria y sexual entre otras.

Si existe una buena mecánica y un buen control motor, un reclutamiento mínimo es necesario para mantener esta actividad basal en condiciones favorables.

Uno de los problemas principales es que muchas mujeres con esta disfunción suelen ser diagnosticadas y tratadas por especialistas que generalmente se enfocan en los síntomas relacionados con su valoración manual y experiencia.

Pero la valoración manual NO describe la contracción de un músculo de forma objetiva e induce a ERROR.
 

 

APRENDE CÓMO DISEÑAR UN PLAN DE EJERCICIOS EN SUELO PÉLVICO (QUE TU PACIENTE NO QUIERA ABANDONAR)

 

RESERVAR PLAZA

 
Además, dado que los síntomas tienden a desarrollarse lentamente (para algunos pacientes, pueden comenzar a la niñez), es clave su valoración y reeducación.

En este post vas a aprender a valorar la función de relajar de los músculos del suelo pélvico y estrategias para abordar su disfunción.

¿Qué es una alteración de tono basal al relajar?

 
Tienes que saber que una alteración de la relajación muscular se define como la incapacidad que tiene un músculo de relajarse en una situación de reposo.

Esto suele ocurrirles a pacientes con una contracción involuntaria de los músculos del suelo pélvico atribuible a una mala función miccional, a su estilo de vida, relaciones sexuales dolorosas, lesiones o malas recuperaciones post quirúrgicas y por supuesto, lesiones neurológicas y obstétricas.

Con la electromiografía identificas de forma objetiva cuándo un músculo está activo o relajado.
 

? Caso real de una paciente con problemas en la relajación de su suelo pélvico

 

?? Valoración manual del suelo pélvico

 
Aunque no existe un estándar único para evaluar la función del suelo pélvico, es útil centrarse en una exploración física y manual que te ayude a evaluar las características del tejido, la fuerza del suelo pélvico y el dolor de la paciente.

La evaluación comienza con una inspección visual de la vulva, el perineo y el ano. Se pide a la paciente que realice una contracción del suelo pélvico. Cuando es efectiva, la contracción da como resultado una elevación del perineo hacia arriba.

La fuerza de una contracción del suelo pélvico puede clasificarse subjetivamente como ausente, débil, normal o fuerte después de pedirle a la mujer que se apriete alrededor del cuerpo pélvico el dedo palpador.

Nuestra paciente presenta:

  • Incontinencia de esfuerzo a la tos y estornudo.
  • Puntos gatillo durante la palpación del lado derecho.
  • Fuerza normal-fuerte (Oxford 4): la pared posterior de la vagina se eleva hacia el pubis de manera evidente.

 

⚡️ Valoración con electromiografía

 
Evaluar la contracción del suelo pélvico manualmente induce a error. Es necesario completarla con una evaluación de la capacidad del paciente para contraer y relajar los músculos del suelo pélvico usando electromiografía.

Debes evaluar el tono al inicio de la prueba, la contracción y la relajación de los músculos del suelo pélvico a través de sondas intracavitarias de doble canal.

sondas intracavitarias de doble canal para medir con electromiografia el suelo pelvico
 
La paciente realiza una contracción sostenida durante 10 segundos. A continuación, mantiene una relajación sin contraer durante al menos 5 segundos. Repite 3 veces.

Fíjate en esta gráfica de actividad muscular obtenida con mDurance:

disfunción relajación del suelo pelvico en paciente real

  • 1️⃣ Empieza con un tono basal por encima del umbral de relajación.
  • 2️⃣ Fíjate que aunque presentaba buena fuerza evaluada manualmente, no consigue mantener la contracción, va disminuyendo su capacidad de mantenerla progresivamente.
  • 3️⃣ Al terminar cada contracción, el tono vuelve a aumentar por encima de la relajación, sobre todo el lado derecho.

Fíjate AHORA en una paciente con un buen tono basal ✅

contracción correcta del suelo pélvico. Relajación vs contracción

  • 1️⃣ Empieza con un tono basal dentro del umbral de relajación.
  • 2️⃣ consigue mantener la contracción.
  • 3️⃣ Al terminar cada contracción, el tono de ambos lados vuelve al umbral de relajación.

 

¿Qué nos aporta valorar la relajación del suelo pélvico?

 
Aunque no existe un estándar único para evaluar la función del suelo pélvico, es útil combinar la evaluación manual del tejido con la evaluación de la capacidad del paciente para contraer y relajar los músculos del suelo pélvico.

La valoración manual no describe la contracción de un músculo de forma objetiva e induce a error.

Tratar sólo el dolor sin reeducar la función muscular es un modelo simplista. El entrenamiento neuromuscular es clave para tratar estas disfunciones y conseguir una rehabilitación que de verdad funcione.

Si has llegado hasta aquí estás un paso más cerca de dominar el control motor.